Trucos para mantener mi piscina durante el Invierno

By 10 diciembre, 2018Consejos

Ha llegado el invierno y los días de calor han quedado atrás, por lo que deberás decidir que harás con la piscina durante esta temporada. Es importante tomar las medidas necesarias y realizar el mantenimiento adecuado para que la piscina no sufra daños durante el invierno y esté en perfectas condiciones para el próximo verano. A continuación, descubrirás cinco consejos para mantener tu piscina en las mejores condiciones.

1. ¿Es necesario vaciarla?

No, no es necesario vaciar la piscina por completo a menos que se deba realizar algún tipo de reparaciones o el agua no se encuentre en buen estado. Ahora bien, en caso de que se vacíe es muy importante pensar en la presión de las paredes puede ocasionar grietas, esto se debe a que el agua no ejercerá la presión para contrarrestar este efecto.

Al mantener el agua de la piscina durante el invierno es necesario realizar unas medidas para que, permanezca buen estado, al igual que todos los mecanismos implicados en su mantenimiento, de esta forma se evitarán desperdicios y costes extras.

2. Realizar una limpieza a fondo

Es muy importante realizar la limpieza de la piscina, lo que incluye cepillar sus paredes y el fondo con la finalidad de que ninguna sustancia se quede pegada, como hojas y residuos, que impida el adecuado funcionamiento de los productos utilizados en el agua. En la actualidad existen robots que pueden facilitar la limpieza de la piscina y asegurar un buen resultado.

3. El uso de lonas es una buena alternativa

Para evitar el congelamiento del agua durante el invierno y los residuos, es aconsejable que coloques una lona o cobertor, preferiblemente opaco, así se evitará que la luz del sol llegue al agua y contribuya a la proliferación de algas y microorganismos no deseados.

4. Utilizar los productos químicos adecuados

Para mantener el agua en buenas condiciones los productos químicos utilizados son vitales. Durante el invierno, lo mejor es que utilices los denominados tratamientos de hibernación, los cuales impedirán la aparición de algas o moho. Previamente es recomendable realizar una cloración de choque para eliminar las impurezas orgánicas.

5. Controlar el pH y el nivel de cloro

Aunque no se esté utilizando la piscina es muy importante controlar los niveles de cloro y el pH, al menos una vez por mes, evitando así el deterioro de la piscina. El nivel perfecto de cloro es entre 1 y 3 ppm, mientras que el pH debe estar siempre entre 7,2 y 7,6.

Leave a Reply